Durante los días 28 y 29 de mayo se celebra en Cádiz la 55 edición de la Asamblea General de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF), en la que también participa Soluciones Confirma.

Luis Díez de Vega, CEO de esta firma socia de ASNEF, explica en su intervención cuáles son las ventajas del uso de la información compartida en la prevención tanto del blanqueo de capitales como del fraude operacional.

Diariamente, sin ser conscientes de ello, compartimos información personal a través de múltiples vías como, por ejemplo, las redes sociales que, en ocasiones, puede tener unas consecuencias muy negativas. Sin embargo, cuando hablamos de prevenir el blanqueo de capitales o el fraude en los créditos al consumo, el uso de la información compartida cobra un interés legítimo de difícil discusión.

Partiendo de la premisa básica del derecho de privacidad y de la protección de datos, el objetivo general de participar en ficheros de información compartida es doble. Por una parte reporta beneficios para los ciudadanos y, por otra, a las entidades financieras que acceden a esos datos.

En el caso de la prevención del blanqueo de capitales, existen bases de datos públicas que lo que contienen son listas oficiales de sanciones internacionales que las entidades pueden consultar, aunque “con cierto trabajo de normalización y discriminación del riesgo”, según señala Díez de Vega que también explica como las bases de datos privadas tienen esa misma información pero “categorizada y con información de perfiles de Personas con Responsabilidad Pública (PRPs), familiares y allegados”.

Al hablar de fraude operacional, hasta ahora, sólo se contaba con las bases de datos de las propias entidades, si bien con el desarrollo del Fichero Confirma, tal como también describe Luis Díez, se abre la puerta al “único fichero común compuesto de datos de solicitudes de crédito aportadas por las entidades que las reciben”, para la detección automática de incongruencias, resultado de la comparación con otras solicitudes.

En definitiva, el resultado del uso de todos estos ficheros de información compartida es la detección centralizada de blanqueo y fraude en tiempo real con las ventajas de la personalización, la inteligencia compartida y la identificación de patrones.

Info6_informacion-compartida-6