El 6 de junio de 2012, se concedieron las primeras autorizaciones de juego online, y empezó a funcionar en España el mercado de juego online , en el que únicamente están habilitados para organizar y comercializar actividades de juego los operadores con licencia. Estos, han obtenido título habilitante para el desarrollo de actividades de juego online, una vez verificado que cumplen todos los requisitos jurídicos y técnicos establecidos por la Ley para garantizar un juego seguro, es decir, un juego justo, íntegro, fiable y transparente.

La participación en juegos online sólo resulta segura en los sitios web de los operadores legales, puesto que son los únicos que proporcionan a los jugadores las siguientes ventajas:

  • Establecimiento de reglas de juego claras y transparentes y derecho a ser informado de ellas.
  • Garantía de juego honesto, sin trampas ni estafas.
  • Seguridad en los depósitos, pagos y cobros.
  • Identificación del participante (comprobación de identidad y edad para impedir el acceso a menores).

Los operadores de juego sólo pueden ofrecer las actividades que hayan sido reguladas, estando prohibidas aquellas que no lo hayan sido.

Desde la concesión de licencias para operar legalmente el juego online en España, y la entrada en vigor del régimen sancionador previsto en la ley 13/2011 de regulación del juego, que se produjo el 15 de junio de 2012, la Dirección General de Ordenación del Juego viene trabajando en dos frentes fundamentales: la erradicación del juego ilegal y la supervisión de los operadores licenciados.

Los mecanismos para adaptar el mercado a los nuevos requerimientos del entorno online han concluido en la nueva Regulación del Juego (Ley 13/2011) para supervisar la actividad del sector, apoyándose también en la Ley 10/2010 para la prevención del blanqueo de capitales.

Las medidas adoptadas para prevenir el blanqueo de capitales a través del juego online son de especial relevancia ya que el juego online mueve grandes volúmenes de operaciones que pueden facilitar el ilícito del blanqueo de capitales. Al no cambiar de manos físicamente el dinero generado mediante operaciones ilegales es susceptible de blanquearse a través de apuestas y diferentes juegos online, convirtiendo dinero real en dinero virtual y bienes o servicios virtuales, para después volver a convertirlos de nuevo en dinero real.

Algunos de los cambios normativos que afectan a los jugadores, en internet y físicos, y su implicación en relación a las diligencias de identificación, son:

  1. Identidad de las entidades de juego: dominio.com

    Desde el día 6 de junio 2012, ninguna persona residente en España puede acceder a casas de apuestas con dominio.com. Las casas que hasta ese momento tenían dominio.com tuvieron que solicitar licencia para operar en España, y redirigieron a sus usuarios al dominio.es para hacer posible que los españoles pudieran jugar en ellas.

  2. Identificación formal y renovación de cuentas.
    Con la nueva ley del juego online en España, los casinos online con licencia tuvieron que crear nuevas cuentas de usuarios, (aunque ese usuario ya tuviera cuenta en el dominio.com.), por lo que todos los jugadores empezaron de cero una vez más, debiendo identificarse correctamente de nuevo en cada entidad.

  3. Identificación formal y usuarios extranjeros.

    Una vez que el casino online ha conseguido la licencia, puede operar en el territorio español con total libertad, pero siempre de acuerdo con las leyes de nuestro país.
    Uno de los mayores cambios que se pueden mencionar es el que nos encontramos a la hora de registrarnos, ya que, se pide al usuario que confirme sus datos personales, como el nombre y apellidos, fecha de nacimiento, nacionalidad y DNI o NIE si el usuario es extranjero residente en España. Esta identificación formal cobra especial relevancia a la hora de cumplir con las medidas de diligencia debida exigidas tanto por la Ley 10/2010 de Prevención del Blanqueo de Capitales y Financiación del Terrorismo, como por el RD 304/2014 que le da desarrollo reglamentario.
    Los jugadores que quieran acceder desde otro país, de acuerdo a la nueva legislación del juego online, no lo tendrán permitido, aunque existe la posibilidad de jugar en el mismo casino desde el país en el que se encuentren.

El constante esfuerzo que las administraciones públicas han realizado para atraer hacia nuestras fronteras inversiones de empresas vinculadas al sector, a través de enormes macro ciudades del juego, y los últimos datos publicados por la DGOJ, en los que se observa un claro incremento de las cantidades apostadas a través de un canal surgido hace tan sólo tres años, son un claro indicador de la creciente relevancia de la industria del juego en España.
En general, todos los países europeos han querido dar respuesta a la solicitud de regulación de este sector, mediante la implementación de cambios en sus legislaciones de juego en los últimos años, adaptándolas a los nuevos canales, como ha pasado con la nueva ley del juego online en España, cuyo objetivo es el de garantizar un juego justo, íntegro, fiable y transparente.