El 9 de junio de 1995, en el Palacio de Egmont situado en Bruselas, representantes de 24 países y 8 organizaciones se reunían para analizar las medidas con las que luchar contra el blanqueo de capitales. Esta reunión congregaba a las entonces denominadas “disclosures receiving agencies” que, en la actualidad, se corresponden con las  Unidades de Inteligencia Financiera (UIF).

De lo que nació como una red informal de las UIF, el Grupo Egmont se ha institucionalizado en una supra estructura de organismos internacionales de inteligencia financiera, con el objetivo de estimular la cooperación a través del intercambio de información, conocimiento y tecnología para prevenir conductas delictivas de lavado de activos y financiación del terrorismo.

Con este punto de partida, el Grupo, que en la actualidad agrupa a 151 UIF, pretende potenciar la creación de estas Unidades con criterios que estén en consonancia tanto con las jurisdicciones con programas de AML ya establecidos como con otros países en fase de desarrollo.

También se marcan como objetivo prioritario el fomento de la autonomía operativa de las UIF y la firma de acuerdos interinstitucionales, los denominados Memorandos de Entendimiento, para facilitar el intercambio de información bilateral.

Muestra del peso que se le da al Grupo en el ámbito internacional es la referencia expresa que incluyen las Recomendaciones del GAFI de 2012, donde afirma que “los países deben garantizar que la UIF tenga en cuenta la Declaración de Principios del Grupo Egmont y sus Principios para el Intercambio de Información entre Unidades de Inteligencia Financiera para el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo”.

Y es que estos documentos rectores del Grupo, actualizados en 2013, establecen pautas importantes referentes al papel y las funciones de la UIF y los mecanismos para el intercambio de información entre ellas.

Desde este foro con el que ampliar y sistematizar la cooperación internacional en el intercambio recíproco de información, se busca además una mayor eficacia de las Unidades ofreciendo la adecuada formación y la promoción de los intercambios de personal.

Asimismo, el Grupo, para favorecer una comunicación segura entre las UIF pone a su disposición aplicaciones tecnológicas como la red segura de Egmont (ESW).

Egmont