El Parlamento Europeo ha aprobado hoy dos resoluciones en las que exige a los Estados miembros que actúen unidos y refuercen las medidas contra la evasión fiscal. Pide de los Estados una definición clara de paraíso fiscal que sirva para toda la UE,  a partir de la que podría elaborarse conjuntamente una lista negra de estas jurisdicciones.

Además el Consejo Europeo de mañana 22 de mayo incluye, entre sus principales temas de agenda, el debate sobre una política fiscal que incremente la recaudación tributaria y que refuerce mecanismos de lucha contra el fraude y la evasión de impuestos.

Analizamos los instrumentos legales con que cuenta la Unión Europea en esta materia.

• La Directiva sobre fiscalidad del ahorro de la UE establece el principio del intercambio automático de información. En 2008, se propuso extenderla a los fondos de inversión, las pensiones, los instrumentos financieros innovadores y los pagos efectuados a través de fideicomisos y fundaciones. Esta modificación está pendiente de la adopción del Consejo.

• Los Acuerdos de la UE sobre fiscalidad del ahorro con Suiza, Andorra, Mónaco, Liechtenstein y San Marino en los que se garantiza unas condiciones equitativas entre la UE y sus países vecinos. En 2011, la Comisión pidió al Consejo un mandato para iniciar negociaciones con estos países para adaptar el ámbito de aplicación de estos acuerdos a la Directiva sobre el ahorro de la UE revisada. El Consejo todavía no ha accedido a conceder el mandato.

• La Directiva sobre la cooperación administrativa en el ámbito de la fiscalidad directa que dispone el intercambio automático de información en cinco nuevos ámbitos a partir de 2015: rendimientos del trabajo dependiente, honorarios de director, productos de seguro de vida no cubiertos por otros instrumentos de la UE, pensiones y propiedad de bienes inmuebles y rendimientos inmobiliarios, basado en la información disponible.

• El Reglamento sobre cooperación administrativa en materia de IVA, en vigor desde 2012, regula la forma en que las agencias tributarias y las aduanas de los Estados miembros recogen y comparten la información sobre el IVA. También mejora las bases de datos sobre sujetos pasivos del IVA y sus transacciones intracomunitarias para detectar y reducir el fraude fiscal en este ámbito.

• La Directiva sobre asistencia mutua en materia de cobro de impuestos, en vigor desde 2010, mejora la capacidad de los Estados miembros en la recaudación de impuestos transfronteriza. Permite la adopción de medidas de ejecución y refuerza la posibilidad de adoptar medidas cautelares en otro Estado miembro para el cobro de créditos que no hayan satisfecho de inmediato los contribuyentes.