La vorágine de información, datos y retos a los que se enfrentan día a día las empresas ha convertido la inteligencia en un factor diferencial y decisivo en la toma de decisiones. La V Jornada de GlobalChase sobre Inteligencia Aplicada, celebrada el pasado 23 de febrero y a la que acudió como ponente Luis Manuel Rubí Blanc, socio director de Rubí Blanc Abogados -empresa socia de Soluciones Confirma– trató precisamente sobre la importancia de aplicar las técnicas de los servicios de inteligencia a la empresa privada, concluyendo que este hecho reporta claros beneficios a la entidad que así lo realiza.

Al acto, que organizó conjuntamente la propia consultora GlobalChase con Pons Patentes y Marcas, asistió como ponente Luis Manuel Rubí Blanc, director de Rubi Blanc Abogados. diversos miembros de los servicios de Inteligencia, del Cuerpo Nacional de Policía, de la Guardia Civil, del SEPBLAC y de ICEX, que aportaron su propia experiencia en el ámbito de la inteligencia aplicada.

En concreto, Carlos Ballesteros, inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía, explicó que el modelo de inteligencia en la Policía está en modo expansivo, por lo que en la actualidad ya existen unidades de inteligencia tanto operativas como estratégicas que combaten la criminalidad. Por su parte, el coronel del Ejército del Aire, Manuel Rey Jimena, exjefe de departamento en el Centro Superior de Información de la Defensa (hoy C.N.I.), destacó que para ellos es clave “facilitar información, análisis, estudios y propuestas para prevenir amenazas y evitar peligros o agresiones aplicando la inteligencia”.

En una jornada así, no podía faltar debatir sobre la inteligencia financiera. Francisco Córcoles, jefe del área de análisis del SEPBLAC, insistió en su especial importancia ante la prevención del blanqueo de capitales. También se discutió sobre diligencia debida o los riesgos jurídicos y reputacionales, tratados en la ponencia de Luis Manuel Rubí Blanc, socio director del bufete que lleva su nombre (Rubí Blanc Abogados.

Asimismo, Carmen García Cervigón, jefa de sector en el Departamento de Inteligencia Empresarial en ICEX España, manifestó la necesidad real de aplicar la inteligencia empresarial, ya que su repercusión positiva en las cuentas de resultados será siempre un hecho cuantificable.