En torno a 50 jurisdicciones, entre ellas España, conocidas como el early adopters group, empezaron el pasado mes de septiembre a intercambiar su información financiera en materia fiscal a través del estándar global de intercambio automático desarrollado por la OCDE. Y ello como paso importante hacia el fin del secreto bancario y una mayor transparencia.

Con el estándar, los Estados obtienen información detallada de sus instituciones financieras e intercambian anualmente esa información de manera automática con otras jurisdicciones. Incluye balances, intereses, dividendos y ventas de activos financieros, y cubre cuentas tanto de personas físicas como jurídicas, incluyendo trusts y fundaciones.

Ahora, el Foro Global sobre la Transparencia y el Intercambio de Información con Fines Fiscales, tras su reunión el pasado 17 de noviembre en Yaundé (Camerún), publica su primer Informe de resultados donde la principal conclusión que se recoge es que ha habido un cambio sustancial en la transparencia fiscal internacional y la capacidad de las jurisdicciones para abordar la evasión fiscal en territorios offshore.

Estas cuestiones son especialmente relevantes si se considera que durante los últimos años cada una de las jurisdicciones del early adopters group ha tenido que aplicar reglas internas detalladas que requieren que sus entidades financieras recopilen e informen sobre los datos que se intercambiarán.

Asimismo, ha sido preciso cerrar acuerdos internacionales con cada uno de sus socios para ofrecer las redes más amplias necesarias para el intercambio automático, y poner en práctica las soluciones técnicas para vincular al Sistema Común de Transmisión (CTS) que fue implementado por la OCDE a través del Foro sobre Administración Tributaria y que está siendo administrado por el Foro Global.

Los resultados de la monitorización muestran, en términos generales, que el grupo piloto que comenzó el intercambio este año ha cumplido íntegramente con los compromisos asumidos, incluida la puntual recopilación de datos a nivel nacional y su amplio intercambio internacional.

En cuanto a los avances  de aquellas otras jurisdicciones que iniciarán el uso del estándar en 2018, el Foro destaca que, si bien muchas de ellas están bien encaminadas, por ejemplo el 93% ya tiene su normativa nacional vigente, y se han logrado buenos avances en la implementación del marco legal internacional, hay un cierto número de ellas que han perdido hitos y plazos clave para cumplir con los compromisos asumidos.

Hay que recordar que esta iniciativa del Foro Global se lanzó en 2014 para que, en total, 102 jurisdicciones implementaran el estándar entre 2017 y 2018.