El termómetro que mide la eficacia en este caso, indicará si una Unidad de Inteligencia Financiera se sitúa en la zona roja o azul tras la aplicación sistematizada de una serie de datos que permitirá determinarlo de manera orientativa.