Esta empresa de seguridad documental, socia de Soluciones Confirma, está especializada en la impresión y personalización de documentos protegidos contra la duplicación y  modificación fraudulenta.

Actualmente, Signe está abordando una exitosa expansión a otros países e implantando nuevas líneas de negocio. Y para adaptarse a los nuevos tiempos, también han querido modernizar su imagen coincidiendo con la celebración de su 30 aniversario.

Para llegar a la marca actual, el primer objetivo del proyecto ha sido trabajar en la actualización de la identidad visual de la compañía, teniendo en cuenta tres aspectos: su adecuación al momento histórico; con ajuste a su dinámica actual; y, adaptándola a sus nuevas necesidades.

Y todo ello desarrollando una serie de premisas que pasan por conseguir capitalizar la notoriedad conseguida con los años y que plasmen una imagen diferenciada de la competencia; y, establecer el nexo entre “antes” y “después” con la definición de un lenguaje nuevo.

Desde Signe se pretende, por tanto, optimizar la marca de manera que se incremente su capacidad de identificación y recuerdo.

Así, la nueva marca será heredera de la actual, en la medida que adoptará sus puntos fuertes, a la vez que mostrará la nueva realidad de Signe.

Se trata, en definitiva, de transmitir la imagen de una compañía que cuenta con una amplia actividad avalada por 30 años de experiencia en el sector de la seguridad documental tanto en soporte papel como digital, donde priman valores como la innovación, la tecnología, la especialización o la internacionalización. Una fusión entre tradición y modernidad que sirva de base para la marca del grupo.