El caso Neymar o el FIFA Gate, como últimos exponentes de una lista más extensa, ponen de manifiesto que el mundo del fútbol tiene sus más y sus menos con el cumplimiento normativo en cuestiones de fiscalidad, blanqueo y, sobre todo, transparencia.

Ya en 2009, el GAFI advertía sobre estos problemas en un Informe sobre el blanqueo de capitales en el mercado del fútbol, donde se señalaban varias vulnerabilidades: es fácil entrar en este negocio; participan en él numerosos intermediarios, desde las televisiones a los agentes de los futbolistas, que gestionan sus relaciones de forma opaca y compleja; los dirigentes “carecen de la profesionalidad de otras empresas”; y la diversidad de estructuras legales, desde sociedades anónimas a fundaciones sin ánimo de lucro.

En este sentido, la organización Transparencia Internacional España ha hecho público su nuevo Índice, INFUT, para medir a través de un conjunto de sesenta indicadores el nivel de transparencia de los 41 Clubes que componen la Primera y Segunda División española.

El INFUT incluye cinco Áreas de transparencia evaluadas: información sobre el propio Club; relaciones con los socios, aficionados y público; transparencia económico-financiera; transparencia en las contrataciones y suministros; e, indicadores de la Ley de Transparencia.

La puntuación en las áreas evaluadas muestra que hay falta de transparencia en las cuestiones económico-financieras que, medidas con 17 indicadores, revisan la información contable, de ingresos y gastos, así como los datos sobre el endeudamiento del club. En este caso, la puntuación es de 33.9.También suspende la parte de contrataciones y suministros, donde se ha pedido información sobre 5 aspectos y ha obtenido un 22.4 sobre 100.

Fútbol

En valoraciones globales, la puntuación media final del conjunto de los Clubes no llega al aprobado y se queda en 44.2 sobre 100. En Primera División, la nota es de un 49.6 y, en el caso de Segunda, desciende al 39.

Además, el porcentaje de clubes que ha superado los 50 puntos sobre 100 se sitúa en el 41% (un total de 17) mientras que el 59% restante (24) suspende.

Los Clubes con mejor nota han sido el Eibar y el Real Madrid, que han logrado la máxima valoración posible, un 100 sobre 100.

Como consecuencia, una de las conclusiones que recoge el estudio es que la transparencia es una cuestión de voluntad o de actitud, más que de tamaño económico o capacidad presupuestaria, ya que los dos clubes con mejor puntuación están en los extremos de la horquilla presupuestaria de primera división, el Real Madrid con 578 millones de euros y el Eibar con 16 millones.