Esta serie de culto made in Usa que se empezó a emitir en septiembre de 2010, ha sido escrita por Terence Winter, creador de Los Soprano, y dirigida por Martin Scorsese.

Ambientada en la ciudad costera de Atlantic City, Nueva Jersey, durante el periodo de la Ley Seca en el año 1920, Boardwalk Empire inicia su recorrido entre políticos corruptos y jóvenes mafiosos con prometedoras carreras, al calor del contrabando de bebidas alcohólicas.

De la mano de su protagonista Nucky Thompson, republicano, tesorero de Atlantic City y hermano del sheriff, las cinco temporadas de la serie nos trasladan en un escenario perfectamente recreado por una ciudad controlada íntegramente por este político basado en un personaje real.

La figura de Nucky Thompson, encarnado por el actor Steve Buscemi en el mejor papel de su carrera,  se agranda a lo largo de la serie acompañado de una ambición insaciable. Cautiva a los habitantes locales y aprovecha la prohibición y la ilegalidad para explotar la capacidad de la ciudad para proporcionar al visitante todo lo que no podían encontrar en otros lugares.

Maneja la ciudad desde el noveno piso del Ritz -Carlton Hotel en lo que será una perfecta combinación entre la corrupción política y el crimen organizado. El mundo público de la política con el submundo de la delincuencia donde, junto a los beneficios de la Ley Seca, existen la malversación de fondos públicos, el lavado de dinero negro, el juego ilegal  y el asesinato.

Para ello, con la connivencia de políticos y jueces, controló el desarrollo de un sindicato del crimen que se ocupó de la red ilegal del juego, la prostitución y el licor en Atlantic City. En este contexto, la gran fortuna que amasa Nucky Thompson gracias a la venta ilegal de alcohol, la introducía en los canales oficiales a través del alquiler y compra de inmuebles y del juego.

Ya en el primer capítulo, en un acercamiento histórico a la realidad, Thompson se encuentra con cuatro grandes figuras de la mafia, Arnold Rothstein (Michael Stuhlbarg) y Lucky Luciano (Vincent Piazza) de Nueva York, y Big Jim Colosimo (Frank Crudele) y Johnny Torrio (Greg Antonacci) de Chicago. Todos ellos alcanzan un acuerdo que les beneficie en el contrabando e importación vía marítima del licor.

También aparece un joven Al Capone (Stephen Graham) como conductor y guardaespaldas de Torrio y Meyer Lansky (Anatol Yusef), uno de los referentes del crimen organizado en EEUU y creador de parte del sistema financiero de lavado de dinero de la mafia.