El Consejo de Europa, a través de Moneyval, su órgano de control para la lucha y prevención del blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo, ha hecho público su informe anual de evaluación.

Como principal conclusión, lanza el mensaje a los gobiernos europeos de que es necesario que «mejoren la aplicación de las medidas para la lucha contra el blanqueo de capitales» en el ámbito legal, financiero y de tribunales.

Asimismo, solicita a las autoridades judiciales que endurezcan las condenas por este tipo de delitos con el fin de que cumplan un “efecto disuasorio” sobre las conductas delictivas que generan mayores ingresos. Y recuerda que aún son escasas las condenas para aquellos “terceros” que actúan en nombre del crimen organizado.

Desde Moneyval se consideran muy positivas las medidas adoptadas por el G8 para la lucha contra el blanqueo de dinero y la evasión fiscal ya que “en una Europa que emerge de una crisis financiera global, es más importante que nunca que las instituciones financieras no acepten clientes o transacciones a menos que sepan con quién están tratando y la fuente de los fondos que están manejando”.

Y es que “si las entidades financieras están contaminadas con fondos procedentes del delito”, las consecuencias son negativas no sólo para la reputación y la confianza de los propios bancos sino también para la de los países y el sistema financiero mundial, subraya el órgano de control europeo.

Por otra parte, Moneyval reconoce que los 22 estados evaluados el año pasado, entre los que se incluyen el Vaticano, Ucrania o Andorra, «han mejorado notablemente su cumplimiento técnico de las normas internacionales», a través de la promulgación y reforma de leyes para la prevención del blanqueo de dinero.

Recordemos que países como España, Alemania, Francia, Reino Unido o Italia no son miembros de Moneyval, al pertenecer al Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), que opera en los cinco continentes.

Fuente: FTSE Global Markets