Una de las actividades financieras más dañinas, por razones obvias, para una sociedad es la financiación del terrorismo. Ayudas económicas a asociaciones terroristas. Una actividad que está recogida en la Ley 10/2010, que explica cuándo debemos hablar de financiación del terrorismo. La citada ley define la prevención contra el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo.

En este caso, los actos delictivos están mucho más claros que con el blanqueo. Se aclara en dos breves párrafos: “A los efectos de la presente Ley, se entenderá por financiación del terrorismo el suministro, el depósito, la distribución o la recogida de fondos o bienes, por cualquier medio, de forma directa o indirecta, con la intención de utilizarlos o con el conocimiento de que serán utilizados, íntegramente o en parte, para la comisión de cualquiera de los delitos de terrorismo tipificados en el Código Penal. Se considerará que existe financiación del terrorismo aun cuando el suministro o la recogida de fondos o bienes se hayan desarrollado en el territorio de otro Estado”. Es decir, facilitar recursos voluntariamente en cualquier forma a terroristas o que sirven para apoyar actos de terrorismo.

No solo eso, la Ley 10/2010 unifica la regulación de ambas prácticas, la prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, “poniendo fin a la dispersión actual”, según indica el propio texto. De esta forma, la ley mantiene el bloqueo de fondos potencialmente vinculados al terrorismo que ya recogía la Ley 12/2003, de 21 de mayo, y regula, además, de forma unitaria los aspectos preventivos del blanqueo y la financiación de actividades terroristas.

El bloqueo de fondos vinculados a terrorismo sigue en manos del ministerio del Interior, mientras que la competencia para incoar e instruir expedientes sancionadores por incumplimiento de la prevención de blanqueo de capitales queda bajo la responsabilidad de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, dependiente de la secretaría de Estado de Economía.