Las Unidades de Inteligencia Financiera piden ser autónomas del poder político para combatir la corrupción

27 marzo, 2018

El Grupo Egmont de Unidades de Inteligencia Financiera (UIF) representado por 155 países y jurisdicciones se concentró en Buenos Aires a mediados de marzo con ocasión de la presidencia del G20 que ostenta Argentina durante este año 2018.

En la agenda, además de renovar su compromiso contra la corrupción y el blanqueo de su producto, el debate se centró en la importancia de que estas Unidades tengan autonomía en su actuación para evitar cualquier influencia o interferencia indebida procedente del poder político, gubernamental o empresarial.

Los responsables de las UIF del Grupo Egmont acordaron que la autonomía e independencia operacional son fundamentales para la contribución efectiva de las Unidades a la lucha contra la corrupción, dado que están en una posición única para cooperar y apoyar los esfuerzos nacionales e internacionales.

Y es que, como se destacó en la reunión, si se tiene en cuenta que las UIF en el sistema global de ALA / CFT reciben e intercambian información financiera altamente confidencial y están estratégicamente ubicadas para detectar corrupción y rastrear sus beneficios, deben estar protegidas de cualquier interferencia cuando realicen sus funciones.

Entre las iniciativas adoptadas en el encuentro, hay que destacar las siguientes:

  • desarrollar una Guía de orientaciones sobre las características de una UIF autónoma e independiente desde el punto de vista operativo
  • intercambiar y dar a conocer los principios promovidos en esta guía con las agencias gubernamentales, el sector privado y el público en general
  • mejorar las prácticas y herramientas empleadas por las UIF para determinar si un caso de corrupción involucra a Personas con Responsabilidad Pública (PRP) y otras categorías de alto riesgo relacionadas con la corrupción
  • publicar una lista actualizada de indicadores para identificar transacciones sospechosas y actividades indicativas de corrupción
  • usar las herramientas de intercambio de información disponibles entre las UIF para facilitar el análisis y fomentar la confianza entre otros socios nacionales e internacionales
  • fortalecer la capacidad de las UIF para proporcionar una cooperación internacional efectiva en la detección, rastreo e identificación del producto blanqueado de la corrupción, con el fin de permitir medidas provisionales oportunas

Infografía: ¿Por qué es difícil evitar el blanqueo y el fraude a través de criptomonedas tipo bitcoin?

26 marzo, 2018

En el Plan Anual de Control Tributario y Aduanero de 2018, Hacienda advierte de que la utilización por el crimen organizado de criptomonedas tipo bitcoin como medios de pago, es “uno de los desafíos más exigentes en la actualidad”.

Para afrontar esta amenaza, las unidades de investigación de la Agencia Tributaria potenciarán el uso de las nuevas tecnologías de recopilación y análisis de información en todo tipo de redes.

El control de efectivo en las fronteras de la Unión Europea

19 marzo, 2018

El Parlamento Europeo ultima la tramitación de un proyecto de Reglamento que sustituirá al 1889/2005, destinado a mejorar los controles de la entrada o salida de efectivo de los Estados miembros.

Nace en el contexto del paquete de medidas adoptado por la Comisión Europea en diciembre de 2016 tras los atentados de París, Bruselas o Londres y responde a la necesidad de actuar a escala europea para poner fin a la financiación del terrorismo y al blanqueo de capitales por parte de la delincuencia organizada que aprovecha las diferencias entre las normativas nacionales que rigen los controles de efectivo.

El nuevo texto normativo, en el que trabaja como ponente el eurodiputado español, Juan Fernando López Aguilar, tiene como elemento clave el refuerzo de la cooperación entre autoridades aduaneras en el rastreo de los flujos de dinero en efectivo y el intercambio de información entre ellas.

En consecuencia, el proyecto de Reglamento, que será directamente vinculante para los Estados, añade dos grandes novedades:

  • amplía la definición de efectivo a instrumentos o métodos de pago distintos del dinero en metálico como cheques, cheques de viaje, oro y tarjetas prepago
  • incorpora en su ámbito de aplicación el efectivo enviado por correo o transportado como mercancía o mediante servicios de mensajería

Además, todo ciudadano que entre o salga de la UE y lleve consigo efectivo por un valor igual o superior a 10.000 euros tendrá que declararlo a las autoridades aduaneras. La declaración deberá hacerse con independencia de si los viajeros llevan el efectivo consigo, en su equipaje o en su medio de transporte. A petición de las autoridades tendrán que presentarlo a su control.

Por lo que se refiere al efectivo no acompañado, es decir, transporte de efectivo en envíos postales, envíos por mensajería, como equipaje no acompañado o como carga en contenedores, las autoridades competentes tendrán poderes para solicitar al remitente o al destinatario, en su caso, una declaración de revelación, así como para llevar a cabo controles de cualquier envío, receptáculo o medio de transporte que pueda contener efectivo no acompañado..

Las autoridades de los Estados miembros intercambiarán información, especialmente cuando existan indicios de que el efectivo está vinculado a una actividad delictiva que puede afectar negativamente a los intereses financieros de la UE.

El nuevo Reglamento no impedirá a los Estados miembros establecer controles nacionales adicionales sobre los movimientos de efectivo dentro de la Unión con arreglo a la legislación nacional, a condición de que dichos controles respeten las libertades fundamentales de la Unión.

Los vaivenes de la lista UE de paraísos fiscales

14 marzo, 2018

Durante el último trimestre, la primera lista negra que consiguieron aprobar los ministros de Finanzas de la Unión Europea ya ha tenido dos cambios de alcance.

Esta lista negra que contenía 17 “jurisdicciones no cooperativas”, según se refiere Bruselas a los paraísos fiscales, vio la luz el pasado 5 de diciembre de 2017 no exenta de polémica y después de dos años de negociación.

El mapa sufrió su primer cambio el 23 de enero de 2018 con la salida de Panamá junto a otras 7 jurisdicciones (Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Barbados, Granada, Macao, Mongolia y Túnez).

Todas ellas pasaron a la denominada “lista gris” propuesta en su momento por España, y donde como si de un limbo se tratara, conviven otros 47 Estados que han mostrado propósito de enmienda y se comprometen a modificar su legislación tributaria.

El ECOFIN justificó su decisión en el análisis hecho por los expertos sobre los compromisos adoptados por estos territorios para enmendar las deficiencias encontradas por la UE, que en 2017 evaluó un total de 92 regímenes en materia de fiscalidad justa, erosión de la base imponible y traslado de beneficios de un territorio a otro.

El segundo cambio en el mapa ha llegado el 13 de marzo y, en este caso, el ajuste de Bruselas se motiva en dos razones: los compromisos asumidos por las jurisdicciones listadas; y una evaluación para las que aún no se ha tomado una decisión de inclusión.

Con estas premisas, ya no se considerará paraíso fiscal a Bahrein, las Islas Marshall y Santa Lucía. Por el contrario, se han añadido otras tres jurisdicciones: Bahamas, Saint Kitts y Nevis y las Islas Vírgenes de los Estados Unidos.

Como resultado de estos cambios, el total de jurisdicciones no cooperativas se cifra en 9 territorios frente a los 17 aprobados en diciembre.

Las consecuencias para los que forman parte de esta lista negra es que no podrán acceder a fondos de desarrollo europeos; habrá un control especialmente intenso sobre los que actúen en estas jurisdicciones; y se refuerza el seguimiento de ciertas transacciones o aumento de las auditorías a los que se beneficien de los regímenes fiscales de la lista.

¿Cómo es el blanqueo en las series de éxito? Claws

6 marzo, 2018

El salón de belleza Nail Artisan ubicado en el condado de Manatee en Florida es el escenario central donde se desarrolla Claws, una serie que ha llegado a nuestro país de la mano de HBO en octubre de 2017.

Desna Simms (Niecy Nash) es la propietaria de este salón de manicura, un medio con el que alcanzar una vida mejor.

Sin embargo, desde el primer capítulo de los diez que completan la primera temporada de este drama criminal, Desna y sus cuatro manicuristas ligadas por lazos de lealtad no podrán emplearse solo en pintar uñas si no que se verán involucradas en un plan para blanquear dinero con la mafia local.

El jefe del clan es el peligroso Uncle Daddy (Dean Norris), quien le hará la propuesta a Desna de utilizar su salón como tapadera para lavar el dinero procedente de los negocios turbios de una clínica del dolor donde trafican con estupefacientes.

Desna acepta el plan por un año con tal de sacar adelante a su hermano autista pero se ve obligada a renunciar a su sueño de abrir otro local de lujo y verse desvinculada de la mafia, y más teniendo en cuenta su relación con Roller, el hijo primogénito de Uncle Daddy.

Precisamente es Roller quien le promete unas ganancias de 20,000 dólares por prestarse a usar su negocio como medio de ‘legalizar’ el dinero procedente de actividades criminales. Pero pronto surgen las primeras disputas por diferencia entre las comisiones prometidas por el grupo mafioso y las que finalmente cobra y que ascienden a 3,000 dólares. Esto desorienta a nuestra protagonista que encontrará junto a sus amigas otras formas de tomar lo que es suyo.

Y es que estas cinco mujeres van a tener que aprender a compartir un territorio ocupado hasta su llegada por hombres y, además, del crimen organizado de la familia Husser.

De ahí que la serie sea una mezcla de historias costumbristas llenas de estereotipos propios de la zona menos acomodada de Florida regida por las leyes del hampa con delitos, droga, crímenes y otros misterios.

La segunda temporada podrá verse en EEUU el próximo verano con la incorporación de una agente especial del FBI para investigar las sospechas de blanqueo en la Clínica.