¿Cómo han evolucionado los bancos in-world?

31 agosto, 2016

Con anterioridad a que los entornos virtuales se vieran obligados a adoptar sistemas de control de intercambio de activos, nacieron bancos también virtuales conocidos como in-world que, al tiempo que ofrecían un alto rendimiento por depositar en ellos los ahorros de los usuarios, se convertían en otro medio con el que delincuentes o terroristas transferían importantes sumas de dinero de forma transfronteriza y con poco riesgo de ser detectado.

La razón de que estos entornos sean un refugio para que el crimen organizado lleve a cabo actividades ilícitas como el blanqueo de dinero radica en que son mundos que no están sujetos a los controles financieros que impone la normativa preventiva en esta materia, ni tampoco se ven afectados por los requisitos de intercambio de información.

De esta forma, existe un importante movimiento de capitales de lo virtual a lo real que funciona con el  traspaso de fondos de este tipo de divisas por todo el planeta virtual para luego sacarlas y convertirlas en moneda real.

Hay constancia de que algunos yihadistas adoptaron inicialmente identidades falsas, por ejemplo en el entorno Second Life, para mover con total impunidad dinero destinado a fines terroristas.

Y es que un delincuente podría introducir el dinero procedente de cualquier actividad delictiva en un entorno virtual, realizar transacciones en él como comprar un terreno o intercambiarlo con otro residente y después convertirlo en dólares o euros, según su ubicación o conveniencia.

El grupo británico Fraud Advisory Panel advertía en su momento de los problemas derivados del uso de dinero en estos entornos y sus propias entidades financieras, y apuntaba la necesidad de que se ampliaran las normas que controlan los bancos y mercados financieros “reales” para que también controlasen las transacciones que se hacen en lo virtual.

En 2007 se produce un hito importante en este terreno. Ginko Financial, uno de los mayores bancos virtuales de Second Life se declara en bancarrota después de que la empresa creadora del juego anunciase que el negocio de las apuestas era considerado ilegal por vulnerar la legislación norteamericana. La insolvencia se produce tras una “ola de pánico” que llevó a la mayoría de inversores a retirar su dinero del banco.

Unos meses más tarde, a partir de 2008, se prohíbe ofrecer interés o devolución directa de la inversión tanto en divisa virtual como en otra moneda de cualquier objeto Second Life sin certificado de registro reconocido por un gobierno o institución financiera.

Con esta decisión los bancos “in-world” desaparecen y los organismos internacionales comienzan su desarrollo legislativo con el fin de evitar la utilización indebida de las monedas virtuales en estos entornos.

Se llega así a la actualización de la Cuarta Directiva antiblanqueo de julio 2016 en la que se propone incluir las plataformas de cambio de monedas virtuales y los proveedores de servicios de custodia de monederos electrónicos en el ámbito de aplicación del texto normativo. Estas entidades tendrán que aplicar controles de diligencia debida con respecto al cliente a la hora de intercambiar monedas virtuales por reales, poniendo fin al anonimato asociado a dichos intercambios.

Combatir la financiación del terrorismo, por Benigno de Valentín

30 agosto, 2016

Las prioridades de la estrenada presidencia española del GAFI [1] comienzan con la lucha contra la financiación del terrorismo, poniendo en práctica la estrategia que fue aprobada a principios de año [2].

La experiencia española con la organización terrorista ETA (“Euzkadi Ta Askatasuna”) demuestra que combatir los recursos financieros de las organizaciones terroristas puede ser un instrumento eficaz, aunque accesorio, ya que debe acompañarse con otras actuaciones directas sobre los propios terroristas.

Benigno Valentín

La actividad del grupo terrorista vasco exigía unos recursos económicos que los expertos calculaban en unos tres millones de euros anuales, que obtenían de sus chantajes (“impuesto revolucionario”), secuestros, y aportaciones de simpatizantes en eventos festivos (“txonzas”) y rifas benéficas.

El análisis de los flujos financieros fue una de las herramientas utilizadas para localizar a los terroristas, que una vez detenidos y encarcelados perdieron la posibilidad de seguir utilizando sus principales fuentes de financiación.

Los hechos más destacables han sido los siguientes:

  • El “aparato financiero” dedicado a cobrar el “impuesto revolucionario”, fue desarticulado en Francia en junio de 2006.
  • Tras el supuesto “cese” de actividades el 20/10/2011 las necesidades financieras de la organización terrorista se redujeron a medio millón de euros anuales, para sufragar los gastos de los miembros de la banda huidos o en su mayoría encarcelados (verdadera razón para el “cese”).
  • Actualmente, la organización terrorista se financia con las aportaciones de simpatizantes, y el desvío de fondos sustraídos de la financiación de proyectos aprobados por los ayuntamientos que controlan tras las elecciones municipales (“ingreso a la Universidad”).

Lo reducido del importe que actualmente necesitan para su financiación, unido a la utilización como fuente financiera de las aportaciones voluntarias de los “simpatizantes”, y la “financiación cuasi-publica” de los fondos malversados, hace que el instrumento de combatir los recursos financieros de la organización resulte actualmente poco eficiente para acabar definitivamente con el terrorismo etarra, que aún mantiene sus miembros “liberados” y los arsenales de armas, como elementos de coacción.

Por otro lado, los filoetarras han descubierto que con su presencia en las instituciones pueden obtener pingües beneficios económicos, mayores cuanto más importantes sean los cargos desempeñados, y mayor la extensión del territorio controlado “democráticamente” a través de las urnas [3].

La financiación del terrorismo yihadista presenta sus propias características, que afectan directamente sobre la eficiencia del instrumento de combatir las vías de financiación. “Combat Terrorist Financing -CTF-“.

La limosna (“Zakât”) y la tasa (“Halal”) son pilares inmutables de la religión islámica, como también lo es la propia guerra santa o “Yihad”.

Estos grupos terroristas han recibido financiación de centros comunitarios y mezquitas radicales de todo el mundo. Los fondos se envían mediante el sistema alternativo de transferencia “hawala”, fuera de los sistemas financieros tradicionales, o mediante el transporte físico de efectivo. El “hawaladar” utiliza un sistema de compensación opaco, tradicional e internacional, que probablemente escapa a las buenas practicas que el GAFI señala en sus Recomendaciones y estándares de transparencia.

Otro procedimiento para movilizar fondos y recursos es contar con la colaboración de organizaciones no gubernamentales -ONGs- prestadoras de servicios, que ya han sido señaladas por GAFI como potencialmente susceptibles de servir a fines terroristas; junto al uso de tarjetas prepago y transferencias de fondos, para los que la estrategia aprobada podría no resultar eficiente.

Los grupos terroristas yihadistas controlan territorios en los que pretenden establecer sus nuevos califatos, y del que obtienen sus principales fuentes de financiación: venta de hidrocarburos y gas (entre uno y dos millones de dólares diarios de beneficio estimado), tráfico de drogas, tráfico de obras de arte, saqueo de bancos, secuestros y extorsiones sobre la población sometida.

Lo prioritario en estos casos es rescatar los territorios controlados por ISIL/Da’esh para privarles de estas fuentes de financiación, lo que sólo puede ser realizado por vía militar. La actuación de GAFI y los países comprometidos con su estrategia se limitará a identificar y congelar activos, localizar y sancionar a los países e intermediarios que colaboren con estas vías de financiación, y fomentar la cooperación internacional y el intercambio de información.

Lo relevante para combatir la financiación terrorista es en estos momentos liberar los territorios sometidos a su control. Espero que las fuerzas militares internacionales derroten lo antes posible al incipiente califato yihadista instaurado en Siria e Iraq, privándoles de sus principales fuentes de financiación.

Pero la experiencia española en la lucha contra el terrorismo etarra nos señala que el fenómeno se perpetuará en el tiempo:

  • A través de las aportaciones voluntarias de los fundamentalistas religiosos, que cuentan con un ideario aún más arraigado que el nacionalista.
  • Con la aparición de grupúsculos que retomen la yihad por emulación y controlen sus propios territorios, como Boko Haram, Al-Shabaab, Al-Nusrah Front (ANF), Jamaat ul Ahrar, Al’Qaeda, Talibán, etc.
  • Con la actuación de individuos radicalizados, como los “lobos solitarios” o los “combatientes regresados” a sus países de origen, con necesidades mínimas de financiación, pero capaces de causar graves daños desde dentro de los propios países occidentales.

Lo mismo que ha ocurrido con el terrorismo etarra, los actuales instrumentos para combatir los recursos financieros serán poco eficientes para acabar definitivamente con el terrorismo yihadista, por lo que la estrategia actualmente consolidada deberá ser revisada y ajustada a estos nuevos escenarios.

Saludamos la oportunidad de la presidencia española en señalar como objetivo prioritario combatir la financiación del terrorismo, y deseamos éxito en este largo camino que afecta a la seguridad de todos nosotros.

Benigno de Valentín. PB Consultores

[1] “Objectives for FATF XXVIII (2016-2017)” by Mr. Juan Manuel Vega-Serrano

[2] “Consolidated FTFT Strategy on Combating Terrorist Financing”, 19 February 2016.

[3] En las últimas elecciones generales EH-BILDU obtuvo dos escaños, con 184.092 votos, perdiendo 34.375 votos respecto a las elecciones generales de diciembre de 2015.

España adelanta 20 meses el intercambio automático de información

29 agosto, 2016

Como una” importante medida de lucha contra el fraude fiscal”. Así enmarcaba la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, el acuerdo del Consejo de Ministros del pasado 26 de agosto de que España adelante a enero del 2017 el intercambio automático de información sobre cuentas financieras, en virtud del Acuerdo Multilateral entre Autoridades Competentes (MCAA) suscrito en Berlín el 29 de octubre de 2014.

Con esta medida, el efecto de este acuerdo llegará a nuestro país veinte meses antes de lo previsto, ya que la fecha límite para la aplicación está prevista para septiembre del 2018.

El MCAA responde al estándar elaborado por la OCDE con el que se expondrá la información de los estados de cuenta que deben ser intercambiados, las instituciones financieras que necesitan reportar esos datos, los diferentes tipos de cuentas y contribuyentes afectados por la medida, así como procedimientos comunes de diligencia que deben ser seguidos por las entidades. Y, aunque se trata de un instrumento multilateral, sus efectos operan bilateralmente.

En 2014, un total de 51 países y jurisdicciones suscribieron el Acuerdo, de conformidad con lo dispuesto en Convenio Multilateral de Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal, suscrito en Estrasburgo el 25 de enero de 1988. Desde ese momento han ido sumándose hasta llegar en la actualidad a 84 los países o territorios signatarios.

De acuerdo con las disposiciones del artículo 28 del Convenio Multilateral de Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal, el Acuerdo será de aplicación a períodos impositivos que se inicien o a obligaciones tributarias que nazcan a partir del 1 de enero del año siguiente a aquel en que entre en vigor.

Según esta previsión, y al exigirse cierto plazo entre el depósito de los instrumentos de ratificación y el periodo al que se refiere la información a intercambiar, no podría realizarse el intercambio de información con algunas jurisdicciones en 2017 y con otras, incluso, en 2018. No obstante, el propio artículo 28 dispone que las partes pueden adelantar, de común acuerdo, la entrada en vigor de ese intercambio, suscribiendo una declaración unilateral.

El early adopters group

Con la finalidad de que el estándar se incorpore cuanto antes, un grupo de Estados denominado “early adopters group” y entre los que, además de España, se encontrará probablemente el resto de países del G5 (Alemania, Francia, Italia y Reino Unido), se ha comprometido a iniciar el intercambio automático de información en septiembre de 2017 respecto de información referida a 2016. El resto de los países y jurisdicciones firmantes lo harán en septiembre de 2018.

Para que pueda producirse el intercambio según las fechas previstas en los compromisos suscritos por cada jurisdicción,  se ha propuesto por parte de la OCDE la suscripción de una declaración unilateral según un modelo. Esta fórmula viene, además, a evitar que deba tratarse esta cuestión de forma bilateral, algo que complicaría el procedimiento.

La Declaración unilateral de España se firmó el 28 de julio de 2016 y de acuerdo con este texto, se intercambiaría información fiscal con aquellos otros países que hubiesen suscrito declaraciones similares, independientemente de los períodos impositivos u obligaciones fiscales a los que se refiere esta información de la jurisdicción receptora.

¿Para qué sirven las tarjetas anónimas?

11 agosto, 2016

Su uso ha proliferado últimamente como un método con el que poder repatriar los fondos desde un paraíso fiscal al país que se quiera, sin necesidad de desvelar los datos de la cuenta offshore de origen.

Incluso en Internet, con una simple búsqueda, es posible conseguir una de estas tarjetas que la única diferencia que presenta con una de débito es que no tiene ningún nombre asociado y sí un número. Tampoco hay identificación personal en la banda magnética ni en la cuenta bancaria asociada a esa tarjeta.

Para que las tarjetas anónimas empiecen a funcionar es necesario que se interponga la figura de un intermediario entre la cuenta offshore y su tarjeta de débito, totalmente independiente de la cuenta bancaria.

Los programas de tarjetas anónimas funcionan en su mayoría con una trust account o “cuenta madre” abierta por una entidad financiera que guarda los fondos de los clientes.

Así, la operativa que sigue la entidad financiera es asignar a cada cliente una subcuenta y una tarjeta con un determinado número y cada vez que el cliente realice una transacción deberá indicar su número de tarjeta para que la cuenta madre conozca qué subcuenta es la que está operando.

Una vez recibido el dinero, la entidad identificará el pago e ingresará el importe en la subcuenta correspondiente. Será a partir de este momento cuando el dinero estará disponible para su utilización o retirada en un cajero automático. En cualquier caso, no hay rastro del verdadero titular del dinero.

Para evitar y prevenir prácticas delictivas, los bancos que disponen de trust accounts suelen cancelar las cuentas asociadas si sospechan que pueden estar produciéndose operaciones de fraude o blanqueo. Esta cancelación es posible ya que para adquirir este tipo de tarjetas anónimas es necesaria la previa identificación del cliente con pasaporte o DNI, por ejemplo.

Sin embargo, existen entidades o intermediarios con sede en paraísos fiscales que incorporan criterios menos rígidos en materia de cumplimiento normativo y del know your customer. En estos casos,  que por supuesto son aprovechados por los blanqueadores, se obtienen las tarjetas de otras empresas financieras o, incluso, tarjetas de un solo uso.

Alemania reforzará su unidad de inteligencia financiera contra la financiación del terrorismo

8 agosto, 2016

Las unidades supervisores antiblanqueo alemanas, dependientes del Ministerio de Finanzas, se están reforzando ante las últimas informaciones que colocan a este país como uno de los centros preferidos para lavar dinero teniendo en cuenta su posición de liderazgo económico y financiero.

A partir del próximo 2017, las UIFs germanas contarán con el “Departamento VII A3 a”, una nueva división situada en la Oficina de Aduanas y que trabajará fundamentalmente en la financiación del terrorismo con una dotación de 50 funcionarios, una plantilla que podría aumentar hasta los 160 a lo largo de año.

El objetivo de esta nueva unidad será, además de detectar operaciones sospechosos en coordinación con el State Prosecution Service y la German Custom Office – INZOLL y ponerlas en conocimiento de la Fiscalía, identificar los métodos que se utilizan para lavar dinero en el país y que están relacionados con las actividades terroristas.

Además se pretende que exista mayor colaboración con las autoridades locales y trabajo conjunto con otros estados y organismos internacionales.

De manera complementaria se van a realizar reformas legislativas que contribuyan a ser más efectivos en la prevención, control y persecución del blanqueo de capitales

Y es que sobre todo a nivel de los estados federados se hace necesario este refuerzo ya que son los responsables de todos los sectores fuera del de finanzas, como por ejemplo, el inmobiliario o el de la alta joyería.

Esta es una de las primeras medidas integradas en el plan de acción internacional de diez puntos para combatir la evasión fiscal y el blanqueo de capitales que el titular de Finanzas, Wolfgang Schäuble, hizo público en mayo de 2016 tras hacerse público el escándalo de los Papeles de Panamá.

Como antecedente, en diciembre 2015, un mes después de los atentados de París, el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, visitaba a su homólogo en Berlín y fruto de esa reunión se lanzaba la iniciativa de que cada país miembro de la UE creara una unidad especial para combatir la financiación del terrorismo.